Páginas vistas en total

sábado, 15 de octubre de 2011

LA PRIMERA FLOR





Cuando despertó, la suegra todavía estaba allí.

De modo que  Mariano agarró la chaqueta y se bajó al bar de la esquina a ver si le volvían de nuevo las visiones del dinosaurio y los elefantes rosas.

Al tercer Gin Tonic, Manuel el camarero se le acercó y le dijo:

-         Su problema tiene solución
-         ¿Y Cómo lo sabe Vd, Manuel?
-         Por la postura
-         ¿Por la postura?
-         Efectivamente. Con una mano sujeta la cabeza y con otra la copa. Por tanto, está preocupado y busca una solución. Si no tuviera solución, sujetaría la cabeza con las dos manos.
-         Pues no sé si el asunto tiene solución. Es mi suegra, ¿Sabe Vd?.
-         Unas flores
-         ¿Cómo diceeee....?
-         Que la lleve Vd. Unas flores. Les encanta a las mujeres.

Después de cavilar un rato, Mariano pagó la cuenta, salió del bar y se internó por el descampado. Cogió una flor y regresó a casa.

-         Toma, suegra. Una flor tan bella como tú. La primera flor de la primavera.

La mujer arrojó la flor al suelo pateándola con furia. También es mala suerte que la primera flor de la primavera sea el cardo borriquero.

No hay comentarios: